MUSEO REDENTORISTA- PARROQUIA DEL PERPETUO SOCORRO, MADRID

EMOCIÓN:

Descarnar los muros perimetrales de sus revestimientos y dejar a la vista el ladrillo original. Una estrategia para emocionar al visitante que observa en el propio espacio una de las variantes de la exposición; el paso del tiempo.

MOVIMIENTO:

La experiencia del espacio se basa en los recorridos posibilitados con la instalación de las vitrinas exentas en la sala de exposición.

INNOVACIÓN:

Un museo para ser observado no sólo desde dentro.

Ir arriba